Un poco de iluminación

Estuve esperando mucho tiempo ver mi sueño convertirse en realidad y al final estoy aquí, en la Escuela Municipal de Artes y Oficios en Vigo! Vivaaaa!

No hay ninguna cosa en todo el día que me dibuja una sonrisa tan amplia como entrar en el estudio de arte y ponerme mi mandil y poder sumergirme por algunas horas en el olor de la pintura, el sonido del lápiz sobre el papel y la imagen del modelo, el cuál se transforma desde un objecto estático y empieza a tener lineas, tonos, volumen sobre el papel blanco, y empieza a vibrar con su energía, y a tener su historia de existencia. Lo mejor de todo es saber que después de esas pocas horas allí vendrá otro encuentro con ése mundo colorido…

Ahora pongo mis manos a la obra y espero dispersar mis colores al aire libre cuando el sol vuelva a la costa nublada de Galicia!

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *